marzo 15, 2019

Blanqueamiento Dental

¿ En qué consiste el blanqueamiento dental ?

El blanqueamiento dental es un procedimiento no invasivo, simple, rápido e indoloro que mejora la sonrisa del paciente consiguiendo dientes más blancos.

El tratamiento se basa en el uso de agentes blanqueadores, generalmente peróxido de hidrógeno, en presentación de gel a diferentes concentraciones. Estos geles actúan haciendo que el oxígeno penetre el esmalte y llegue a la dentina, provocando la descomposición de los pigmentos que están atrapados y, como consecuencia aclarando el tono de los dientes. Previo al tratamiento se realiza una limpieza dental profesional se debe realizar cada 6 a 12 meses para asegurar condiciones óptimas en el cuidado y mantenimiento de la salud de dientes y encías.

Cuando no acudimos regularmente a practicarnos una limpieza dental, se acumula placa bacteriana y sarro en los dientes, dando como resultado la aparición de gingivitis, caries, halitosis (mal aliento), pigmentaciones y otras afecciones que pueden complicarse y evolucionar en enfermedades más graves.

Básicamente, se lleva a cabo en tres pasos que concluyen en una cita de 45 minutos aproximadamente.

El procedimiento consiste en:

Eliminación profunda del sarro dental y placa dentobacteriana con ultrasonido.

Pulido de superficies dentales con pasta abrasiva fluorada. 

Blanqueamiento dental  profesional en consultorio.

Es un procedimiento diseñado para aclarar el tono de los dientes utilizando una mezcla de peróxido de hidrógeno activado por laser.   Este produce resultados máximos de blanqueamiento en el menor tiempo posible. Durante el procedimiento, el gel de blanqueamiento se aplicará en sus dientes en tres sesiones de 6 minutos durante los cuales luz fría y el láser activarán el químico, acelerando el proceso y disminuyendo la sensibilidad dentaria significativamente. Antes y después del tratamiento, el color de los dientes será tomado y registrado. Si fuere necesario, se realiza una nueva sesión de blanqueamiento dental dentro de 10 días.

CUIDADOS  POSTERIORES

Durante los próximos 3 días, se debe evitar todas las bebidas y alimentos que puedan pigmentar el esmalte dental tales como: café, té, refrescos con cafeína , vino tinto , salsa de tomate , zanahoria , betabel , chocolate  , cremas dentales con colores. Durante los próximos 3 días después del blanqueamiento dental se debe evitar fumar. Si el paciente es fumador, poco a poco los dientes se volverán a manchar con el humo del cigarrillo. A mayor consumo, mayor pigmentación.